Los eczemas y las cremas con esteroides
Los eczemas son un problema muy común en los bebés y niños. Por lo general comienza entre las primeras dos y seis meses de edad cuando la piel está muy seca y es más sensible. Pronto irá cogiendo un color rojizo y se producirá la picazón. A menudo comienza en la frente, las mejillas y el cuero cabelludo y se extiende hacia el tronco, los pliegues de los codos, las rodillas y las muñecas. Cuando los pequeños se rascan las erupciones, se pueden producir rápidamente costras.

No se sabe cuál es el motivo principal por el que se produce este problema pero parece ser más habitual en familias con historiales de asma, alergias o dermatitis atópica. Es una enfermedad crónica, pero sólo un tercio de los niños con dermatitis atópica infantil seguirá teniendo problemas con ella a medida que se hacen adultos. Los principales tratamientos están dirigidos a controlar y prevenir la inflamación y la picazón.

Un producto que se suele utilizar comúnmente para este problema son las cremas con esteroides. Eso sí, hay que evitar el uso de cremas con esteroides (recetadas) en la cara o en el área del pañal, a menos que específicamente lo indiquen. Si el eczema del niño mejora cuando se están utilizando los esteroides y rápidamente, surge de nuevo cuando se detiene su utilización, lo mejor es que estudies la mejor forma de administrar dicha crema.

Poco a poco se debe ir reduciendo pero esto, como te indicábamos, no se debe hacer de forma drástica, Se puede utilizar todos los días e ir reduciendo hasta que se llegue a utilizar 2-3 veces a la semana. Consulta con tu médico cualquier duda que tengas.