Los niños de cristal
Los niños cristal poseen una energía diferente y tienen un objetivo universal distinto al resto de personas. Los niños cristal fueron identificados por Steve Rother en el año 2002, al descubrir que tienen una energía vibratoria diferente a los niños índigos (preparadores y detonantes) y vienen a establecer una nueva realidad a nivel mundial. Estos son niños son extremadamente psíquicos, cuyo propósito principal es llevarnos al siguiente nivel de nuestra evolución humana.

Funcionan como una conciencia grupal en lugar de vivir como individuos, tienen una enorme conciencia de unidad y son una poderosa fuerza para el amor y paz del planeta. Entre las principales características para identificarlos son: una gran habilidad para percibir el temor a su alrededor, una habilidad para amplificar sus sentimientos, pueden proyectar sus propios miedos o evitarlos en cualquiera de sus formas, suelen ser discretos en su vida, sumisos, positivos y serenos, tratan de evitar el conflicto y tienen facilidad para controlarse en situaciones límite, suelen hablar poco pero cuando lo hacen son bastante profundos en sus ideas, tienen una habilidad psíquica especial, una tremenda capacidad afectiva y les gusta pasar tiempo solos, ya que no tienen miedo la soledad.

Los expertos aseguran que suelen nacer en épocas de grandes problemas sociales, de grandes avances tecnológicos, pues tienen una estructura cerebral diferente capaz de controlar mejor los dos hemisferios cerebrales. En general, son niños extremadamente sensibles a las emociones del resto de las personas y muy creativos en sus proyectos o trabajos.