Madres solteras
Las familias monoparentales, son cada día más comunes. La sociedad en la que vivimos, se va “abriendo” poco a poco a este nuevo sistema familiar. Cuando una mujer tiene un bebé puede pensar (en principio) que no va a ser capaz de criar a su hijo sola, ya que el apoyo emocional de otra persona es muy importante. Esta nueva mamá soltera, debe tranquilizarse y darse cuenta de que ella es una persona fuerte muy capaz de poder con una situación así.

Recapacita ¿es mejor sacar adelante a tu hijo por ti misma o con la ayuda de alguien con quien la convivencia es un suplicio? Poco a poco, una madre soltera irá descubriendo otras maneras de salir a flote. Con la ayuda de familiares y amigos todo irá mucho mejor. Ser mamá y papá a la vez no es una tarea fácil, pero tampoco es imposible. Tus familiares más cercanos, al igual que tus mejores amigos, se pueden convertir en un gran apoyo.

Cuando salgas de hospital con tu pequeño, deberás a empezar a organizar tu vida. Los cambios que realices deben ser muy estudiados ya que os afectarán a los dos. Pronto descubrirás quien quiere y puede echarte una mano en esta nueva etapa de tu vida.

Hoy en día la vida es mucho más fácil para las mamás solteras gracias, también, a las guarderías. Aunque los primeros días, llevar al bebé a la guardería puede ser muy doloroso, poco a poco, los dos os iréis acostumbrando. Ya verás como pronto descubres que no hay nada malo en dejar al niño en una buena guardería.