Matemáticas, inglés y dibujos animados
Los dibujos animados acercan a los niños el aprendizaje de asignaturas tan básicas como las matemáticas o el inglés. La comprensión de los contenidos se torna en sencillez y la diversión es un factor siempre presente. La población infantil dispone de un recurso fácil y accesible que transmite una serie de valores culturales y educativos.

Matemáticas

La actividad matemática no resulta sencilla de abordar. Por ello, es prioritario motivar a los alumnos. Se busca por un lado aumentar el interés intrínseco de la matemática y de sus aplicaciones, y por otro, hacer patentes los impactos mutuos de la evolución de la cultura, la historia, los desarrollos de la sociedad generados por las matemáticas.

La enseñanza ideal debería tratar de reflejar el carácter profundamente humano de la matemática, haciéndola con ello más asequible, dinámica e interesante.

Nuestro sistema educativo tiene que aprovechar a fondo herramientas como el vídeo, la televisión, la radio, el periódico, el cómic, la viñeta, la participación directa…

Podemos encontrar muchos ejemplos que conjugan las matemáticas con los dibujos animados:

1) El corto “El punto y la línea”, realizado por Chuck Jones aborda la historia de amor entre una recta y un punto.

2) En la serie de dibujos animados “Los Simpson” se hace referencia a estas ciencias. En secuencias relativamente cortas se utilizan conceptos y segundos significados que en realidad poca gente va apreciar. Sin embargo, los alumnos que estén en esa época estudiando en el aula esos contenidos disfrutarán de la película.

Inglés

Las iniciativas emprendidas en todo el territorio español para hacer realidad la importancia de los colegios e institutos bilingües, nos da una pista respecto a lo imprescindible que es el aprendizaje de otros idiomas, sobre todo del inglés ya que éste es actualmente la lengua franca.

Estas series de animación están presentes en todas las cadenas de televisión en España y, aunque van dirigidas a un amplio sector, los niños son sus principales espectadores.

Los japoneses producen series de dibujos animados (muchos de ellos subtitulados en inglés) de gran calidad, que profundizan en temas formativos y medioambientales.