Medidas de seguridad para bañar al bebé
El baño es una de las zonas de la casa en la que más accidentes se producen. El mejor modo de cuidar la seguridad del niño en el baño es estar siempre presente cuando está en el agua, el niño tiene que estar supervisado por un adulto. Por tanto, no salgas del cuarto tampoco para hacer una llamada de teléfono.

Lo más recomendable es colocar un grifo con control de temperatura para poder regular mejor los grados evitando el riesgo de que el bebé pueda quemarse durante el baño. Aún así, comprueba siempre con tu propia mano que el agua no esté muy caliente. Un truco sencillo es que comiences abriendo el grifo en el lado del agua fría para echar después caliente.

Recomendaciones de seguridad

En el baño también se guardan muchos productos que deben estar fuera del alcance de los niños. Puedes guardar bajo llave aquellos elementos potencialmente tóxicos. Hay que tener también cuidado con las tijeras y máquinas de afeitar.

El baño también es un lugar en el que se producen posibles resbalones como consecuencia del impacto de la humedad. Por esta razón, es una buena solución la de colocar en el suelo una alfombra antideslizante. Antes de iniciar el momento del baño también es recomendable que tengas preparado todo lo que vas a necesitar después, por ejemplo, las toallas. Es muy importante que dejes fuera del baño cualquier tipo de aparato eléctrico.

Medidas de seguridad para bañar al bebé

Bañeras para bebés

Además, la bañera del bebé también debe estar situada sobre una superficie segura y resistente. Utiliza una bañera acorde para el bebé. Por ejemplo, el modelo Little Duck bebé recién nacido, disponible en una amplia variedad de colores. Un diseño cómodo desde que el niño tiene seis meses hasta que cumple tres años. Este modelo tiene jabonera integrada.

Otro modelo aconsejado es Tippitoes BM3, esta bañera tiene la ventaja de que es cómoda y segura pero además, ocupa poco espacio.