Método Sintotérmico de planificación familiar natural
El método sintotérmico trata de determinar el período fértil en el ciclo menstrual femenino. Existen diferentes manifestaciones para lograr reconocer con gran seguridad si la mujer ya ha ovulado. Entre las más contratadas se encuentran la temperatura corporal, la calidad de las secreciones cervicales (flujo vaginal) y la situación, rigidez y grado de apertura del cuello uterino. Si una mujer consigue saber aproximadamente el momento de su ovulación puede determinar los días fértiles y no fértiles de su ciclo sexual, pudiendo aplicar el método sintotérmico como método anticonceptivo o como método para intentar quedarse embarazada. Se considera el más fiable entre los métodos de planificación familiar natural, ya que la observación de varias manifestaciones o síntomas permite precisar con mayor exactitud cuándo tienen lugar las fases fútiles.

Este método también sirve para un mejor conocimiento del propio cuerpo, permitiendo que la mujer entienda un lenguaje corporal que previamente desconocía. De ese modo, facilita la comprensión de las distintas etapas del ciclo menstrual y aporta información en caso de alteraciones. Es importante saber que todos los métodos de planificación familiar natural tienen un índice de Pearl más elevado que el del método sintotérmico, que es de 0,4. Por tanto se puede decir que es tan seguro como la píldora anticonceptiva y algo más seguro que el dispositivo intrauterino (DIU), evidentemente siempre que durante el período fértil no se tengan relaciones sexuales.

Consideramos periodo de menstruación los días en que hay sangrado, sea abundante o en poca cantidad. Se podrán mantener relaciones sexuales sin peligro de quedarse embarazada durante los cinco primeros días de la menstruación, siempre que se cumplan todas las siguientes reglas:

– No se detecta moco cervical (en los días de sangrado escaso).
– Ha habido ovulación durante el ciclo anterior.
– Los ciclos menstruales no suelen ser inferiores a 25 días.

Durante el periodo pre-ovulatorio, se podrán mantener relaciones sexuales hasta que se dé una de las siguientes situaciones:

– Aparición de moco cervical o flujo vaginal.
– Han pasado x días desde el comienzo del ciclo (primer día de la menstruación), siendo x = duración del ciclo más corto entre los 12 últimos – 20. Si no se conoce la duración de los 12 últimos, se restará 21 al ciclo más corto de los últimos conocidos, siempre y cuando éstos sean 6 o más.
– Se recomienda que durante este periodo las relaciones se den en días alternos, para evitar confundir el moco cervical con los residuos del líquido seminal.

En el periodo post-ovulatorio, se podrán mantener relaciones sexuales a partir del día más tardío entre los 2 siguientes:

– 4 días siguientes al día pico, según la observación del moco
– Detección de la ovulación según el método de la temperatura basal
– Para aplicar este método, es imprescindible seguir un cursillo con monitora. No intente aplicar estas normas por su cuenta.