Mitos sobre la alimentación en el embarazo
El embarazo se vive con gran emoción, pues es un momento muy especial en la vida de toda mujer. Una de las cosas más importantes durante este periodo de nueve meses es la dieta a seguir. A pesar de que la mayoría se informan bien, existen un gran número de mitos falsos que se contradicen con las opiniones del médico en torno a la alimentación. Si se hacen caso pueden afectar a la futura mamá, sobre todo si es primeriza, con ansiedad y temor. Conoce estos mitos para no hacerles caso.

“Durante el embarazo hay que comer por dos”. Esto es completamente falso, debes alimentarte de manera completa, adecuada y equilibrada, cubriendo los requerimientos nutricionales para que no haya carencia de ningún componente que pueda ser vital para el desarrollo del embarazo.

“Pasados los primeros meses está permitido el alcohol”. No es verdad que se pueda tomar alcohol durante el embarazo. Tampoco es bueno hacerlo mientras se amamanta al bebé, ya que el alcohol podría afectar muy negativamente al pequeño.

“Se deben cumplir los antojos porque si no el bebé nacerá con alguna mancha”. Si tienes un gran deseo de comer algún alimento, puedes hacerlo pero siempre con moderación, lo malo en estos casos son los excesos.

“La comida picante y la de sabor fuerte hace mal al bebé”. No hace daño degustar estos sabores. Lo único que deberías tener en cuenta es que si padeces de acidez, los condimentos picantes pueden causar más molestia.

“Ser vegetariana afectará a mi bebé”. Esa afirmación radica de la importancia que tiene el hierro durante el embarazo. Es un mineral que no abunda en las dietas vaganas y muy necesario para que no hayan complicaciones durante el embarazo. Por ello es aconsejable consultar con un nutricionista que te prepare un plan alimentario a la necesidad actual.