Motivos por los que se realiza la amniocentesis
¿Te has preguntado alguna vez que tipo de anomalías puede detectar esta prueba y cuáles son las razones para que en muchos casos se realice de manera obligatoria? Pues bien, aquí tienes una pequeña lista que te puede ayudar a solventar alguna de estas dudas pero, de todas formas, no olvides consultar con tu médico todas tus preguntas.

– Diagnosticar cualquier tipo de trastorno hereditario que el bebé puede tener riesgo de sufrir

– Contar el número de cromosomas, para garantizar que este sea correcto y que no falte ninguno. Esta prueba, puede detectar trastornos cromosómicos como el síndrome de Down en la que el cromosoma 21 extra, está presente.

– Controlar la “madurez” de los pulmones del bebé si se ha recomendado una cesárea temprana. Esto se realiza en casos de sufrimiento fetal.

– Para comprobar el nivel de AFP (alfa-feto proteína), una sustancia química producida en el hígado del niño. Esta tiene niveles muy elevados en el líquido amniótico si hay ciertos defectos congénitos que pueden causar diferentes problemas como la espina bífida.

– Para quitar el exceso de líquido amniótico o buscar señales de infección en la cavidad amniótica.

– Determinar el sexo del bebé, por ejemplo, cuando es necesaria la identificación para conocer los trastornos hereditarios relacionados con el género.

– Confirmar si el bebé es RH negativo aunque esto, generalmente, se realiza cuando el embarazo está más avanzado.

Recuerda que debes consultar con tu médico todas las dudas que esta prueba te pueda plantear.