Niños deshidratados
La deshidratación es algo que hay que evitar en cualquier momento de la vida, especialmente durante la infancia ya que es cuando más sensibilidad hay a ello. La deshidratación se da cuando hay una falta de líquidos en el organismo, necesarios para que se puedan llevar a cabo todas las funciones de forma óptima. Los síntomas de que los niños están deshidratados son, entre otros, lengua seca, vómitos, diarreas, sudoración, ojos hundidos o falta de elasticidad en la piel.

Sus causas son diversas, aunque principalmente se debe a que el niño o bebé ingiere muy poco líquido. También puede llegar después de vómitos, diarreas, un exceso de pérdida de orina, sudoración excesiva, fiebre o faringitis. La deshidratación puede ser leve, moderada o severa, dependiendo de la cantidad de deshidratación que tenga y de lo poco que se esté hidratando. En los casos más extremos, el menor puede caer en estado de shock y hasta fallecer.

Tratamiento de niños deshidratados

Lo primero que te recomendará el pediatra es hidratarlo vía oral con sales o líquidos, principalmente a través de algún suero, aunque si es una deshidratación leve bastará con que beba mucha más agua cada día. Hay un preparado casero que todos los pediatras recomiendan y que se llama “limonada alcalina”. Para hacerlo tendrás que disolver un litro de agua con el jugo de dos limones, una cucharada de bicarbonato de sodio y un poco de azúcar.

Niños deshidratados
No le des bebidas para deportistas aunque sean muy hidratantes ya que tienen demasiado azúcar para los niños y pueden caursarles diarrea. Si la deshidratación es grave, el pediatra recomendará su hidratación de forma intravenosa ya que es mucho más rápida y eficaz.

Prevenir la deshidratación infantil

Es muy importante que el peque beba mucho líquido todos los días, y aumentar la cantidad los días en los que hace mucho calor o realiza algún ejercicio físico. Acude al pediatra en cuanto veas que tiene algún síntoma y, aunque parezca un niño muy sano, nunca descuides su hidratación. Si el niño está enfermo de cualquier cosa, hidrátalo igualmente ya que de no hacerlo podría deshidratarse además de tener ya la enfermedad que tenga.