Niños hiperactivos
La hiperactividad es un grupo de síntomas que se caracteriza por un mayor nivel de actividad de lo normal. Por lo general suele estar asociado con un daño cerebral. Los niños que padecen este problema suelen estar bastante excitados, son muy impulsivos y se distraen fácilmente. Muchos de ellos tienen dificultades en el aprendizaje. Lo más normal es que, una vez que se diagnostica el problema, se termine medicando al niño para “relajarle”.

Cuando el niño comience la escuela debemos informar a los profesores de la situación del pequeño, ya que puede que tenga dificultades para estar sentado todo el tiempo y para aprestar atención constantemente. Es posible que el niño llegue a tener dificultades a la hora de interpretar mensajes u órdenes. A menudo hablarán cuando no les toca o simplemente de manera excesiva. Establecer relaciones con los niños puede ser una tarea bastante difícil. Esta enfermedad también se denomina trastorno por déficit de atención.

Hay estudios que explican que este problema puede desarrollarse en hombres y mujeres con el paso del tiempo. Otros estudios han demostrado que el problema viene dado por la madurez del sistema nervioso central. Algunos niños tienden a superar la enfermedad. También hay estudios sobre la dieta de los niños que está directamente involucrada en el desarrollo de la enfermedad.

Los niños con esta enfermedad emocional experimentarán dificultades de adaptación en la escuela y también tendrán problemas a la hora de ajustarse a la atmósfera del hogar. Debéis tener mucha paciencia y dedicarle bastante tiempo al pequeño para que, aunque el problema no desaparezca, el niño vaya amoldándose a llevar una vida lo más normal posible.