Nueva vacuna para la alergia al polen
La mayoría de los menores de 8 años con alergia al polen de gramíneas padece rinoconjuntivitis que, si no se trata adecuadamente, puede acabar derivando en asma bronquial. La inmunoterapia puede evitar esta complicación.

Ya está disponible la primera vacuna sublingual en forma de liofilizado oral para aliviar en los pequeños a partir de 5 años la alergia al polen. Esta vacuna, Grazax, se presenta en comprimidos que se disuelven casi de inmediato dentro de la boca, y ha demostrado su eficacia en los casos de rinoconjuntivitis –con o sin asma leve o moderado- producidos por el polen de gramíneas. Su precio es de 106 euros pero, al estar financiada en parte por la Seguridad Social, los usuarios podrán adquirirla en la farmacia por 48 euros.

Gracias a su sencilla aplicación y a su favorable perfil de seguridad, los niños pueden recibir el tratamiento en su propio domicilio, lo cual es un gran avance. Este nuevo concepto de inmunoterapia supone un importante paso en el tratamiento de los niños alérgicos, ya que actúa directamente sobre el origen de la enfermedad, induciendo una respuesta inmune frente al alérgeno causante.

El tratamiento consiste en la toma de una pastilla diaria durante tres años, debe iniciarse al menos ocho semanas antes de la estación polínica de las gramíneas –lo ideal es entre marzo y abril- consiguiendo sólo en el primer año, reducir un 50 % la toma de medicamentos y un 30 % los síntomas, según los resultados de 12 ensayos sobre 2.400 pacientes de 11 países, entre ellos España.