Óptimos resultados académicos
Para abordar el tema de los resultados académicos hay que centrarse en el rendimiento escolar. Existen factores determinantes que condicionan el éxito escolar de tu hijo.

Las variables personales más estudiadas son la inteligencia, las aptitudes, la motivación y el autoconcepto. La inteligencia es un buen predictor del aprovechamiento escolar y, dentro de ella el factor verbal es el que incide directamente en el rendimiento del alumno en todas las áreas del currículum, factor que es el más susceptible de influencias socioculturales y familiares. Por otro lado, el hecho de que el niño sea inteligente le da una serie de garantías para obtener un buen rendimiento académico.

Las aptitudes intelectuales pueden recibir influencias de variables relacionadas con la familia y con la escuela.
Por lo que respecta a la motivación el experto Atkinson delimita dos variables influyentes en la tendencia motivacional, además de la propia motivación básica del sujeto: el interés o incentivo que la tarea despierta y la probabilidad del éxito, determinada por la dificultad de la tarea a realizar y por la experiencia previa en las tareas similares.

El autoconcepto académico y el rendimiento académico se afectan mutuamente en unión de otras variables como la clase social y la evaluación que hace el profesor de los resultados alcanzados, la inteligencia y la situación afectiva del alumno, el grado de aceptación del alumno por sus compañeros, el grado de adaptación social del alumno en el ambiente escolar, la media en rendimiento académico en general, le nivel intelectual y la conducta del alumno en el aula, y las atribuciones que los sujetos hacen de sus éxitos y sus fracasos.

Las experiencias académicas de éxito o fracaso inciden significativamente sobre el autorrespeto y autoimagen del alumno. Los niveles del autoconcepto determinan el grado del logro académico, es decir, un autoconcepto académico bajo puede llevar a un rendimiento bajo.