Padres eco-friendly
Cada día estamos más acostumbrados al término “eco-friendly”. ¿Por qué no podemos convertirnos en “Padres eco-friendly”? Aquí tienes algunos consejos que te pueden ayudar para trasladar este término a tu vida familiar:

– Paseos
No acostumbres a los niños a ir en coche a todo. A veces, somos capaces de ir a comprar el pan en coche y resulta que la panadería está a 50 metros de la casa. Caminar, permitirá a los más pequeños disfrutar de los desplazamientos y también os facilitará mantener conversaciones durante el tiempo que dure el recorrido. Compra a los niños una bicicleta para que realicen un mayor desgaste físico y puedan dormir mejor por las noches.

– Alimentación natural
La lactancia materna es la alimentación más natural para tu hijo. Según la OMS (Organización Mundial de la Salud), hasta los dos años es recomendable y necesario que los niños mantengan la lactancia. Si alimenta a tu hijo, naturalmente, serás capaz de evitar los peligros asociados a la alimentación envasada. Compra en el mercado hortalizas, alimentos orgánicos y vegetales. Al volver a casa, si el pequeño ya tiene cierta edad, podréis disfrutar de la preparación de una comida sana y natural, juntos.

– Apaga el televisor
En lugar de aprender todo de la televisión deja que el pequeño aprenda con vosotros y con libros.

– Limpieza natural
No puedes evitar que el niño juegue al aire libre y se ensucie. Para realizar las limpiezas del pequeño, intenta usar jabón y champú natural.

– Enséñale
Pídele que cierre el grifo mientras se cepilla, enséñale a ducharse en vez de bañarse, etc. Los hábitos que aprendan de pequeños le convertirán en el futuro en todo un eco-friendly.