Pañales desechables o de tela
Hace tiempo, los pañales desechables eran todo un lujo y la mayoría de los padres no tenían más remedio que utilizar los pañales de tela. Cuando oyes a estos padres hablar de las limpiezas de sus bebés, te puedes hacer una idea de lo complicado que era; además del olor y la suciedad, había que estar lavando continuamente los dichosos pañales. Pero, por suerte, muchos de los fabricantes decidieron hacer llegar a todas las casas los pañales desechables de manera mucho más económica.

La fuerte competencia entre las diferentes marcas del mercado ha conseguido que estos pañales no sigan siendo un lujo, sin embargo, todavía hay culturas y familias en las que los pañales de tela siguen estando a la orden del día. Cada familia es libre de hacer la elección que considere más oportuna, ¿no crees? Éstos son algunos de los aspectos que hacen a los padres modernos seguir utilizando los pañales de tela tradicionales:

– Cuestiones económicas
A pesar de que los precios de los pañales desechables han bajado drásticamente, muchas familias todavía encuentran estos precios muy elevados para su economía. Los pañales de tela son una buena inversión para este tipo de rentas bajas, puesto que pueden durar mucho tiempo.

– Factores ambientales
Hay una gran cantidad de materiales no biodegradable que se utiliza en la fabricación de los pañales desechables, y eso perjudica seriamente al medio ambiente. Los amantes de la naturaleza consideran que el uso de los pañales de tela puede ser su aportación a la Madre Naturaleza.