Pañales para tu bebé
El pañal constituye esa pieza primordial en los primeros años de vida de tu hijo. Los supermercados y las farmacias ofrecen una extensa variedad de pañales. Quizás pase algún tiempo hasta que encuentres el tipo de pañal que se ajuste a tus preferencias. Algunos bebés se muestran más sensibles ante el uso de determinados pañales.

En general hay dos grandes clases de pañales: Aquellos que son de tela utilizables y los que son desechables. La comodidad que impone los tiempos que corren, posiblemente hará que te decantes por los pañales desechables. En caso de que elijas un pañal de tela notarás en tu economía doméstica los efectos del ahorro… Ya que pueden ser reutilizados tras lavados con agua caliente. Y es que a lo largo de dos años, un bebé puede llegar a usar en torno a 3.000 o 4.000 pañales ¡No te preocupes, hay servicios de limpieza que se ocupan de la limpieza periódica de los pañales!

Mantener el “culito” de tu pequeño retoño seco y limpio será el objetivo prioritario de cualquier padre o madre. Para alcanzar tal fin te recomendamos la siguiente lista de pañales:

1. Dodotis, seco y activo. Si lo que buscas es experiencia contrastada en el mundo de los pañales, éste es el tuyo. Los rasgos destacados que le caracterizan son la seguridad (garantiza la ausencia de irritaciones) y un tamaño superior (que logra absorber mejor la humedad).

2. Dodot etapas. Presenta unas tiras laterales elásticas para abrocharlo a la cintura del bebé.

3. Huggie pañales. Resultan un tanto más económicos que las marcas anteriormente descritas. También disponen de una tira elástica para aguantar bien el pipi del pequeño durante las noches.

4. La calidad de Mercadona. Hablamos de pañales más baratos (alrededor de dos euros y medio cada cien pañales). La funcionalidad es su aspecto más destacado.