Parques recreativos infantiles
El mercado del ocio infantil cuenta con su mayor aliado: Los parques recreativos dirigidos a niños de edades comprendidas entre 1 y 12 años. Chiqui Park, Camelot y Multiaventura son algunas de las empresas que destacan en dicho segmento. La filosofía de estos espacios reside en permitir a los más pequeños pura diversión sin limitaciones, jugar de una forma sana y sin riesgos a fin de que desarrollen a fondo su psicomotricidad.

Se trata de que los menores ejerciten el juego libre y espontáneo. Generalmente las casas son pequeñas, las calles de las ciudades todavía encierran ciertos peligros y la costumbre de que los niños “no se aparten de la televisión y los videojuegos” no es muy conveniente.

Los parques infantiles están dotados de una infraestructura perfectamente acondicionada para “dar vida” a numerosas atracciones: Circuitos de varios niveles y dificultades, piscinas de bolas, toboganes, trampas, túneles, canastas, máquinas de fuerza, lugares de dibujo, etc.

Para tener todo bien organizado, a disposición de niños y padres, los juegos quedan normalmente divididos en dos niveles de edades: De 1 a 4 años; y por otro lado de 5 a 12 años. Además, los niños que quieran hacerse socios del Club, cuentan con ventajas especiales y privilegios.

Pero los padres han de comprobar la seguridad de estas salas antes de dejar a sus hijos ¡Fíjate en las siguientes recomendaciones!

1. La información respecto al aforo del local debe estar bien visible.

2. El parque recreativo tiene que disponer de un plan de emergencia a la vista de todos. Las salidas de emergencia deben ser fácilmente reconocibles por los más pequeños.

3. A fin de amortiguar las posibles caídas de los niños, el suelo debe ser mullido, flexible, elástico, blando.

4. Debe haber empleados cualificados que se ocupen de dirigir las actividades de recreo y de la vigilancia de los pequeños, así como de la limpieza y mantenimiento del local.