Peligros en el cuarto de baño
A veces, sólo te preocupas de tapar perfectamente los enchufes para que tu pequeño no meta los dedos en el, pero ¿te has fijado en el resto de peligros que hay por la casa? Una zona muy peligrosa es el cuarto de baño. Por si todavía no te has dado cuenta, los niños desarrollan muy pronto esa “pequeña” fuerza que les permite abrir la mayoría de las puertas. Esto les suele resultar más fácil dependiendo del tirador que tengan dichas puertas. Intenta que sean circulares paraqué les cueste mucho más.

Los azulejos del baño pueden convertirse en una seria amenaza. El suelo del baño suele ser bastante resbaladizo lo que puede producir que el pequeño sufra algún pequeño accidente. Para evitar las caídas y resbalones innecesarios, intenta cubrir el suelo con alguna alfombra. En el interior de la bañera, sucede lo mismo. Debes colocar una alfombrilla especial antideslizantes para bañeras.

Ten cuidado con los grifos. Seguro que piensas que estos no son un problema ¿verdad? Pues estás equivocada. Puede que al pequeño le dé por jugar con el agua que sale del grifo. ¿Has pensado en esa agua caliente que cuando lleva un tiempo saliendo a presión se caliente más y más? Intenta revisar el calentador del agua o poner un tope en el grifo para que no se queme.

Otros peligros potenciales son los diferentes complementos esenciales que tienes por el baño: champú, gel, aceites corporales, lápices de ojos, etc. Intenta colocarlos a una buena altura para que el pequeño no continúe con sus “experimentos”.