Perjudicial para el futuro bebé
Todas las madres, sobre todo si se trata del primer embarazo, se sienten asaltadas por multitud de dudas sobre cómo comportarse durante el período de gestación. Los ginecólogos te indican los hábitos que hay que abandonar y aquellos que están permitidos.

Fumar

El humo es dañino por lo tanto hay que evitar el consumo de cigarrillos. Existe el riesgo de la interrupción espontánea del embarazo, el nacimiento de un niño con bajo peso o prematuro.

Además el organismo de la futura mamá está sometido a un trabajo intenso, la circulación y la respiración se encuentras sobrecargadas y los efectos de la nicotina pueden provocar distintos trastornos, como subidas de la presión sanguínea e irritación de las vías respiratorias. El humo puede dañar, que se alimenta por medio de una red de vasos sanguíneos en los que penetran los componentes del tabaco.

Beber alcohol

Siempre está contraindicada la ingestión de bebidas alcohólicas durante el embarazo, porque el alcohol se absorbe muy rápidamente, pasa a la sangre de la futura mamá y, por lo tanto, a la del niño, más o menos en las mismas concentraciones. En caso de tomar grandes dosis de alcohol, el pequeño podría sufrir el llamado “síndrome alcohólico-fetal”, responsable de graves malformaciones tanto físicas como psicológicas o bien nacer con bajo peso.

Como máximo se puede beber medio vaso de vino al día y es mejor optar por el tinto, que contiene bioflavonoides, que son sustancias que actúan como agentes protectores de la circulación sanguínea.

La cerveza sin alcohol es una bebida que se puede tomar sin problemas durante el embarazo. Contiene una gran cantidad de ácido fólico, tiene un contenido calórico muy bajo y es rica en fósforo, potasio y magnesio.

Tomar medicamentos

Se pueden tomar antipiréticos si la futura mamá está resfriada o tiene fiebre elevada. Sin embargo, hay que evitar el ácido acetilsalicílico ya que dicha sustancia puede perjudicar al niño y actuar sobre la motilidad muscular y por lo tanto, sobre el útero y sobre su capacidad de contraerse. Esto podría suponer un retraso en el inicio de las contracciones. Es mejor tomar otro fármaco, como el paracetamol. Por otro lado, antibióticos, como las penicilinas, son inofensivos, mientras que otros pueden tener contraindicaciones. Si la futura mamá está congestionada y tiene la nariz tapada, lo mejor es utilizar un agua de mar. El agua de mar se aplica en las fosas nasales y permite eliminar la mucosidad de la forma más natural.