Piel saludable durante el embarazo
El embarazo es una de las etapas más bonitas, a la vez que difícil, que una mujer puede vivir. Durante este proceso, se producen críticos cambios hormonales en el cuerpo que pueden afectar a la piel, produciendo la aparición de granitos o exceso de grasa. Estos pequeños problemas reduce el resplandor de la piel dándole un aspecto enfermo y poco atractivo.

Lo que debes intentar conseguir es “dar la vuelta” a esos cambios hormonales y hacerlos trabajar para mejorar tu piel. Siguiendo algunos de los consejos que te vamos a dar, podrás conseguir una piel más bonita y brillante. Para empezar debes acostumbrarte a utilizar protector solar. Incluso en invierno, tu piel estará mucho mejor si evitas que sufra más daños gracias al protector solar. Las cremas hidratantes son una excelente manera e mantener la piel sana y hermosa.

Descansar mucho, es otro de los pasos que debes realizar. Dormir facilitará el proceso de regeneración de tu piel, lo que facilitará que esta se mantenga igual de joven. Junto con este hábito, no debes olvidar el de beber mucha agua. El agua te permitirá eliminar un gran número de toxinas producidas durante el cambio hormonal que se realiza durante el embarazo.

Estar embarazada no implica que te descuides. Mantener una dieta equilibrada y realizar ejercicio específico para embarazadas te permitirán mantener tu piel en un estado inmejorable. De todas formas, lo mejor es que consultes con tu médico para ver que te recomienda durante tu embarazo.