¿Por qué  los niños no quieren comer?
Hay veces que la hora de la comida se vuelve un tormento porque los niños no quieren comer de ninguna manera, y aunque hay hábitos que se pueden trabajar para inculcarle buenas costumbres alimenticias (comer a la misma hora, en el mismo sitio y con una alimentación variada) también es muy importante encontrar el motivo de por qué le ocurre eso a tu hijo, y cuál es la posible causa que le lleva a comportarse de esa manera ante los alimentos y ante la hora de comer.

El tamaño de las raciones

Ser padre no viene con un manual de instrucciones y acertar en el tamaño de la ración adecuada a veces puede resultar complicado. Puede que intentes que tu hijo coma más de lo que necesita o que le dejes con hambre. Si tu hijo está fuerte y sano no debe preocuparte que coma menos de lo que a ti te gustaría, siempre que lo que coma sea completo y equilibrado.

Cambios familiares

Otro motivo puede ser que hayan problemas familiares y esto le cause inapetencia. Puede ser el nacimiento de un hermano, la falta de atención por parte de los padres, deseo de llamar la atención, etc.

¿Por qué  los niños no quieren comer?

Ambiente tenso

Una madre autoritaria o tensa puede generar un ambiente molesto a causa de las prisas, las amenazas, etc. En lugar de convertir el momento de la comida en un momento agradable de tranquilidad y afectividad.

El niño come a deshoras

Que el niño coma alimentos que no son adecuados y que encima lo haga en las horas inapropiadas, hace que el niño tenga inapetencia. Por ello se debe tener una postura firme y mantener una disciplina en cuanto al horario de las comidas.

Enfermedad

Si tu hijo normalmente come bien y de repente empieza a estar desganado puede que sea porque se siente mal. Si el niño se encuentra convaleciente y le obligas a comer le puedes introducir factores emocionales y transformar el momento de la comida en un momento de resistencia y lucha contra la madre. Si no le obligas y se cura la enfermedad, tu hijo volverá a comer normal sin problemas.