Practicar fútbol para divertirse y aprender
El fútbol es uno de los deportes más populares de todo el mundo y es una de las actividades físicas más saludables para los más pequeños de la casa. Con el fútbol pueden ponerse en forma y divertirse un montón. El deporte rey pueden practicarlo niños de todas las edades y con diferentes niveles de habilidad. Es fácil aprender a jugar, y los principiantes pueden unirse al grupo rápidamente. Además, este deporte puede ser jugado en muchos sitios, incluido en algún patio trasero. Jugar al fútbol puede ayudar a:

• Bajar la grasa corporal
• Coger fuerza, flexibilidad y resistencia debido a todo el ejercicio que se hace: caminar, correr, etc.
• Aumentar la resistencia ósea y muscular
• Enseñar a coordinarse y a tomar decisiones
• Promover el trabajo en equipo y compartir
• Aumentar la confianza, la disciplina y la autoestima

Practicar fútbol para divertirse y aprender
Si el niño (o la niña) quiere unirse a un equipo de fútbol, asegúrate de que forma equipo con niños que tienen el mismo nivel de destreza. Compra al pequeño la equipación completa para que pueda disfrutar mejor.

• Zapatillas de fútbol. Asegúrate de comprar las adecuadas según el terreno en el que juegue.
• Espinilleras. Son ideales para protegerles contra las lesiones y algunas contusiones dolorosas principalmente en los tobillos y en la espinilla.
• Bucales. Estos pueden ser opcionales, pero pueden ayudar a prevenir algunas lesiones dentales.

Alrededor de 150.000 lesiones relacionadas con el fútbol se producen cada año. Los jugadores menores de 15 años representan el 45% de estas lesiones.