Cómo prevenir las alergias en los niños
Una de las posibles molestias de la primavera es la llegada de posibles alergias cuyos síntomas pueden producir cierta incomodidad en la calidad de vida del paciente. En algunos casos son alergias ambientales que pueden producir sensaciones similares a las de un resfriado que se repite casi todos los años en torno a la misma época. Algunos de los síntomas son congestión nasal, picor de garganta y estornudos.

El niño también puede tener alergia a los animales domésticos. En ese caso, en caso de tener ya un perro o un gato en casa, es necesario encontrar un nuevo hogar feliz para ese animal. Aquellos niños que han padecido en algún momento un diagnóstico de bronquitis asmática en un hogar con animales de compañía, son más vulnerables ante la posibilidad de desarrollar este tipo de alergia de forma potencial.

Tipos de alergias

Además, la posibilidad de sufrir alergia también aumenta si existen antecedentes familiares al respecto. Es decir, si el padre o la madre han sufrido este diagnóstico. Entre los posibles factores alérgenos destacan el polen, posibles alimentos y ácaros.

Si el niño sufre algún tipo de alergia es el pediatra quien hará el diagnóstico y puede indicar un tratamiento recomendado. Es importante evitar aquello que produce algún tipo de reacción en el paciente.

Cómo prevenir las alergias en los niños

Consejos frente a la alergia al polen

Es recomendable tener las ventanas de la casa cerradas. El mejor momento para ventilar las estancias es en la hora del mediodía. En el caso de un viaje en coche también es preferible viajar con las ventanillas cerradas. Si tienes jardín en casa, conviene valorar las ventajas del césped artificial porque no produce riesgo de alergia. Por otra parte, ningún adulto debe fumar cerca del niño.

Si te apetece leer a tu hijo, entonces, puedes elegir “El Dragón que cambiaba de cuento cada vez que estornudaba“, una historia de David Prado y Miguelanxo Aceituno. El estornudo es uno de los posibles síntomas de alergia.