Primeras vacaciones con un recién nacido
Desde que el nuevo miembro de la familia llegó a casa, apenas has tenido tiempo de pasar un rato verdaderamente tranquila. Para conseguir relajarte, puedes empezar a planificar unas vacaciones mediante las cuales consigas recuperar energía. Pero, seguro que pronto te surgen las dudas de cómo organizarte con el pequeño de la casa. No te preocupes, con un poco de planificación, seguro que consigues tener unas vacaciones agradables. A continuación tienes una serie de consejos que te pueden ayudar:

– Viajar con poco equipaje
Observa con detenimiento a tu alrededor: la ropa, los juguetes y el resto de accesorios de tu bebe, tiene que encajar fácilmente en tu coche. Debes ser selectiva y guardar sólo la ropa y los juguetes que creas que van a ser necesarios. En cuanto a los accesorios y productos del cuidado del bebé, lleva un stock suficiente para cubrir el número de días totales qué vais a estar fuera.

– Toallitas y pañales
Imprescindible que lleves una buena cantidad de pañales y de toallitas, ya que debes plantearte que al sitio al que vas puede que tengan tu marca agotada o simplemente tengas que desplazarte varios kilómetros en que caso de que se te agoten.

– Primero el bebé
Organiza primero el equipaje del niño y posteriormente y, teniendo en cuenta el sitio que te queda coloca el tuyo.

– Flexibilidad
No te obsesiones por seguir el plan organizado al pie de la letra. Lo mejor es que te organices con horarios flexibles, ya que con el pequeño, pueden surgir retrasos que no tengas previstos.