Remedios caseros para reducir los dolores de los cólicos
Cuando los bebés padecen cólicos, la mayoría de los padres lo pasan muy mal, ya que no saben exactamente como pueden aliviar de forma rápida y eficaz los lloros de sus pequeños. La buena noticia acerca de los cólicos es que la mayoría de los bebés los superan a los cuatro meses de edad. La mala noticia es que los síntomas suelen comenzar a menudo a las dos semanas del nacimiento. Existen algunos remedios caseros que te pueden ayudar a aliviar al pequeño:

– Cambios en la dieta. Intenta cambiarle la leche, comenzar con nuevos horarios, cantidades diferentes… puede que estos cambios os ayuden a los dos.

– Siempre consultando con tu médico, podrás darle algún té relajante o simplemente una manzanilla para que pueda aliviarse.

– Cambio de biberón. Prueba con un diseño diferente que permita al pequeño agarrar mejor la tetina de forma que no le entre demasiado aire durante las succiones. También puedes probar con tetinas diferentes.

– Masajes. Nada mejor para el pequeño que un masaje relajante por la parte de la espalda y el estómago. Estos, conseguirán aliviar los dolores producidos por los gases y le ayudarán a eructar entre comidas.

– Alimentación sin prisas. Debes ser tranquilizadora y no precipitarte. Organiza tu agenda de manera que tengas tiempo suficiente para dar de comer al bebé y para que este pueda expulsar los gases con tranquilidad.

– Disminución de los estímulos. Los ruidos fuertes, las luces brillantes y el cambio constante en el aumento de la presión sobre los niños (y los padres) pueden ser bastante perjudiciales. Baja las luces y asegúrate de que tengáis total tranquilidad.