Remedios naturales para las rozaduras del pañal
Cuando se trata de tratar las erupciones del pañal, los remedios naturales caseros son, en muchas ocasiones, mejores que los bálsamos y ungüentos comerciales. Los remedios caseros no son sólo seguros para la delicada piel del bebé, sino que también suelen ofrecer un alivio más rápido y mejores resultados. Cuando su bebé sufre de dermatitis en la zona, es mejor que evites la utilización de cualquier jabón a la hora de bañarlo.

Utiliza agua tibia durante el baño e intenta añadir un poco de avena. Después del baño, es muy importante que le seques bien la parte inferior, incluso puede utilizar un secador para que el calor seque completamente las nalgas del pequeño. La sensación para el niño será mucho más agradable que si le frotas con una toalla. Deja al niño, al menos, una hora sin el pañal. Dejar la piel expuesta al aire libre acelerará el proceso de curación.

Al cambiarle los pañales sucios, trate de no usar un gran número de toallitas, ya que muchas suelen contener un poco de alcohol y pueden conseguir que le escueza mucho si se las pasas por la zona irritada. Alternativamente, puedes utilizar bolitas de algodón humedecidas en agua corriente para quitar la suciedad. Pero lo más importante es que seques bien la zona. Algunas mamás, deciden utilizar alguna emulsión de aceite de oliva.

Se puede hacer fácilmente en casa, simplemente tendrás que batir unas cuantas gotas de agua en una cucharada de aceite de oliva hasta que quede una mezcla suave y cremosa. Aplícala en la zona afectada, cada vez que cambies el pañal.