Ropita para el bebé
La noticia de la llegada de un bebé a la familia, es algo maravilloso y alegre. La mayoría de los padres empezarán a preocuparse en las compras que consideran que, a partir de ahora, necesitarán para su futuro hijo. Entre estas compras incluirán: la cuna, el andador, un pequeño parque infantil, una habitación nueva, y como no, la ropita para el nuevo miembro de la familia. Es muy importante planificar el guardarropa del bebé con mucha prudencia, así no os gastaréis más dinero del necesario.

Una de las prendas básicas esenciales para los pequeños que es fácil de poner y quitar, y les sujetará muy bien la zona del pañal, son las ranitas. Se trata de una especie de traje de una sola pieza que tiene botones entre las piernas y cubre las partes superiores del cuerpo del bebé. Suelen estar realizados con materiales traspirables y suaves como por ejemplo el algodón. Es perfecto, no sólo por su fácil usabilidad, sino porque también le protegerá del frío poniéndoselo por debajo de la ropita con la que le saques a la calle.

También, los tienes especialmente pensados para ser utilizados como pijamas. Suelen ser tan cómodos y confortables que muchas veces, no necesitarás taparles. Es preferible no utilizar mantas gruesas o ropa de cama para bebés por el riesgo de asfixia que existe.

Otra prenda imprescindible son los jerseys. Estos son muy necesarios durante las épocas de frío. Es aconsejable tener al menos 3 piezas de esta prenda. También puedes comprarlos finos para los días de entretiempo. Compra bastantes calcetines y no te olvides de algún gorrito para los días de viento.