Saber si el virus sincitial respiratorio es grave
El VRS o virus sincitial respiratorio es tan común que ataca prácticamente a todos los niños cuando cumplen los tres años de edad. La mayoría de las veces, se confunde con el resfrío común. La causa de esta infección respiratoria leve se caracteriza por una nariz congestionada, tos ya veces una infección de oído leve. Por lo general, suele durar entre una semana y diez días.

¿Cómo se sabe si una infección por VRS es grave? Si el niño parece de repente más cansado, apático y está tosiendo con más frecuencia, podría estar sufriendo una complicación. La respiración rápida y las sibilancias son síntomas que requieren atención inmediata de un médico.

Este virus se suele presentar durante los meses de invierno, y lo hace de manera repentina. No puede evitar la exposición al virus, ya que como te comentábamos los síntomas son similares a los de un resfriado y el niño puede estar en contacto con otros pequeños que lo padezcan. Las excepciones, por supuesto, son para los pequeños con problemas de inmunidad, los niños muy pequeños y los bebés prematuros (hasta dos años de edad).

En estos últimos casos, se deben tomar precauciones para prevenir la propagación del virus sincitial respiratorio. Esto se consigue un poco más lavándose las manos frecuentemente y así prevenir la propagación de las secreciones infecciosas en los tejidos y objetos. ¿Existe una vacuna para este virus? Sí, la hay. Existe un medicamento llamado palivizumab que es un anticuerpo monoclonal producido por biotecnología de ADN recombinante. Se administra en una serie de inyecciones intramusculares mensuales a partir del otoño.