Seguridad: juegos en la calle
A continuación tienes una serie de consejos sobre seguridad, cuando los juegos de los pequeños de la casa se realizan en la calle.

– Mantén a los niños bien hidratados
Los niños pueden quemar una gran cantidad de energía cuando juegan al aire libre. No te confundas, aunque los problemas de deshidratación son más frecuentes en verano, en invierno también pueden darse. Lleva siempre un poco de agua embotellada y anima a los pequeños a tomar pequeños sorbos de manera constante.

– Utilizar el casco
Si los niños están aprendiendo o ya saben patinar o montar en bici, debes acostumbrarles a que utilicen el casco. Recuerda que si el caso tiene alguna grieta, puede ser más peligroso para la seguridad de los pequeños que si estuviera en perfectas condiciones. Revísalo con frecuencia.

– Protecciones por el cuerpo
Además del casco, los protectores de rodillas y de brazos, tampoco sobrarán.

– Examinar la zona
Jueguen donde jueguen los pequeños (parques, playas, etc.) realiza primero un paseo de reconocimiento. Asegúrate de que no hay vidrios rotos en el suelo, plantas o hierbas que pinchen o las que los pequeños tengan alergia, nidos de avispas, superficies resbaladizas, etc. Si existe algún punto negro avísaselo a los pequeños.

– Controlar los juguetes
Como nuestros coches, los juguetes de los más pequeños deben pasar una pequeña revisión cada cierto tiempo. Revisa los tornillos, el estado de sus roturas (si existen filos cortantes), la oxidación, etc. Intenta arreglar los desperfectos y si lo ves complicado tira el juguete a la basura. Explícales que deben cuidar sus juguetes para que les duren más tiempo.