Ser madre a los 35 años
Con los tiempos de vida que corren, lo normal es que una mujer desarrolle su carrera profesional y posteriormente piense en tener hijos. El resultado de esta determinación son los embarazos a edades bastante elevadas. Diferentes estudios indican que actualmente la edad de las madres primerizas está en torno a los 35 años. Esta edad puede producir que el embarazo sea considerado de riesgo.

Existe una amplia lista de defectos de nacimiento que podrían afectar al pequeño cuando la edad para ser madre supera la edad que te comentábamos. En especial, existe un problema que preocupa muchísimo a las mamás: el síndrome de Down. Para que nos entendamos todos, este problema se produce por una anomalía congénita que resulta de la presencia de un cromosoma adicional en la estructura genética de los niños. Este cromosoma adicional puede afectar al niño tanto mental como físicamente.

El niño puede ser retrasado mental o puede tener que enfrentarse a algunos problemas físicos bastante graves. Hay muchas pruebas médicas que pueden ayudar a determinar este problema. Los resultados se pueden saber de manera rápida y antes de que se produzca el alumbramiento. Dos de las pruebas más comunes son la amniocentesis y la muestra de vellosidades coriónicas. Recuerda que este problema no tiene por qué producirse aunque la mamá supere ciertas edades.

Este problema se suele producir únicamente entre el 8 y el 10% de las mujeres, así que no hay necesidad de entrar en pánico si te quedas embarazada a estas edades. En vez de estar estresada y preocupada por los defectos de nacimiento y otros problemas relacionados, debes relajarte y someterte a todas las pruebas que te recomiende tu médico.