Síntomas de tiroides en los bebés
Aunque no suele darse con frecuencia, hay casos en los que un bebé puede nacer sin la glándula tiroides, lo que puede causar problemas en el futuro. Si un bebé tiene hipotiroidismo y no se detecta y trata a tiempo, puede suponer problemas tanto en el desarrollo físico como en el mental.

El hipotiroidismo congénito es una de las causas principales de niños que tienen algún retraso mental, así que es muy importante detectarlo y tratarlo cuanto antes. Cuando la hormona tiroidea no es suficiente en los niños, el cerebro no podrá desarrollarse de forma correcta, creando esos problemas.

Síntomas

Hay muchos síntomas que pueden presentar los bebés que padezcan tiroides. Los más importantes son hinchazón en la lengua y en la cara, grito ronco, extremidades frías, tono muscular bajo, mala alimentación, ictericia prolongada, hernia de ombligo, poco crecimiento o estreñimiento persistente. Hay que prestar mucha atención a esos síntomas, y si detectas uno o varios deberás llevarlo al médico de inmediato.

Síntomas de tiroides en los bebés

Pruebas

Cuando el bebé nace, se le hace una prueba de punción en el talón a las pocas horas. Mediante esa prueba se pueden detectar varios problemas, entre ellos el hipotiroidismo. Es muy importante que se realice en sus tres primeros días de vida para poder actuar cuando antes si los resultados son poco favorables a la salud del pequeño.

Hipotiroidismo en niños

Hay niños mayores que pueden desarrollar hipotiroidismo, lo que hace que sea más difícil de diagnosticar, además de que a esas edades los síntomas pueden ser aumento de peso, problemas de salud con frecuencia, cambios de humor o cansancio. Si detectas cualquiera de esos síntomas, llévalo al pediatra para saber si puede tratarse de hipotiroidismo o si tiene cualquier otra enfermedad.