¿Qué aprenden los niños en la guardería?
Hoy día, es muy frecuente que los niños vayan a la guardería porque estos centros facilitan la conciliación laboral. La guardería es un centro de aprendizaje para el niño en una etapa de la vida en donde el ser humano es muy receptivo a las cosas nuevas. ¿Qué aprende un niño en la guardería?

¿Qué aprenden los niños en la guardería?

Ventajas y desventajas de no llevar a los niños a la guardería
La educación obligatoria en nuestro país comienza a los 6 años, y aunque casi todos los niños antes de esa edad ya van a la guardería y a preescolar, hay un pequeño porcentaje que no lo hace. Por diversos motivos, los padres prefieren educar a sus hijos en casa hasta que cumplen la edad en la que es obligatorio mandarlos al colegio, algo que tiene sus ventajas pero también sus desventajas.

La educación en el hogar tiene como principal ventaja que te ahorras el dinero de una guardería, pero también está el hecho de que el niño no se relacionará con otros niños, algo indispensable ya que fomenta las relaciones sociales de los pequeños. Se calcula que, en nuestro país, uno de cada 300 niños es educado en casa hasta que cumple los 6 años.

Ventajas y desventajas de no llevar a los niños a la guardería

Cómo influyen los factores económicos y sociales en la elección de la guardería
Llevar al niño a la guardería tiene unas ventajas pero también, unos inconvenientes respecto de otra opción también posible: contratar una canguro para que cuide del niño en casa. ¿Qué pros y contras tiene esta opción?

Cómo influyen los factores económicos y sociales en la elección de la guardería

Cómo negociar el precio por hora con la niñera
Es fundamental encontrar una niñera de total confianza para atender al bebé, y eso, en sí mismo, no tiene precio. Cuando pones un anuncio en el periódico para buscar una niñera para cuidar de tu niño, puedes poner en dicho anuncio unas normas. Por ejemplo, que la profesional pueda contar con referencias previas, también puedes marcar un límite de edad e incluso, formación. A pesar de que para atender bien a un niño no hace falta ser licenciado, si encuentras una niñera que ha estudiado pedagogía, ese puede ser un punto a favor.

Cómo negociar el precio por hora con la niñera

Cómo elegir una buena guardería
Las guarderías son indispensables en la vida de los pequeños, no solo porque no les queda más remedio que ir cuando sus padres trabajan sino que también son muy buenas aunque no trabajen los dos papás, ya que así el niño comenzará a relacionarse desde muy pequeño con otros niños. Su elección es muy importante ya que allí pasará mucho tiempo el niño con gente que es desconocida para él, al menos durante los primeros días.

Hay que tomarse el tiempo necesario en elegirla para estar totalmente seguros de que es una gran opción y, ante todo, la opción adecuada. Está claro que lo primero siempre es optar por una pública, básicamente por el dinero que te ahorras, pero hoy en día es casi misión imposible encontrar plaza en alguna, por lo que hay que recurrir a las de pago.

Cómo elegir una buena guardería

Dejar al bebé en una guardería
Estás embaraza y se aproxima la fecha del parto. Eres una madre trabajadora por lo que el tema de la baja por maternidad te preocupa bastante. Tu mayor preocupación es compaginar tu vida de mama con la laboral ¿Qué harás con el pequeño cuando se termine dicha baja? Muchas mamás, deciden buscar una guardería para apuntar al pequeño lo antes posible.

Normalmente, la mayoría de estos centros, no aceptan bebés menores de seis semanas. Esta suele ser la edad mínima para entrar a la guardería, ya que se supone que al menos ese primer mes y medio de vida el pequeño estará constantemente con su mamá. Pero, los tiempos están cambiando y para bien o para mal muchas madres no pueden estar de baja tanto tiempo y comienzan a trabajar mucho antes de lo previsto.

Revisa bien las condiciones del contrato que firmes con la guardería, ya que al tratarse de niños tan pequeños suele subir un poco el precio. Piensa que, deberán estar más pendiente del pequeño. Si no encuentras ninguna guardería cerca de tu casa que admita al bebé, debas plantearte la contratación de una persona que se quede en casa con él y se ocupe de todo hasta que tú regreses.

Lo mejor que puedes hacer es empezar a buscar la guardería antes del parto. De esta forma, podrás pasar más tiempo con el pequeño una vez que haya nacido en lugar de estar todo el día buscando una guardería en la que dejarle en un futuro no demasiado lejano.

Preparar a los niños para el primer día de guardería
El primer día de la guardería del niño es el comienzo de un sinfín de experiencias tanto para padres como para hijos. Pero lo mejor que puedes hacer para que este día no se convierta en un trauma es comenzar a enseñarle tú un poco antes. Los niños suelen coger libros y pinturas a muy temprana edad, al igual que cuando son todavía bebé y ya “responden” a lo que los adultos les dicen.

Con un año de edad ya les puedes mostrar las imágenes más grandes y llamativas de los libros. Con dos añitos ellos ya pueden “cantar” las canciones que tu les cantas antes de irse a dormir. Pero leer y escribir es una tarea mucho más complicada. Debes darles experiencias en las que ellos puedan aprender y que les mantengan interesados y comprometidos con lo que hacen. Estas experiencias pueden incluir:

• La enseñanza de libros
• Buenas conversaciones
• Oportunidades para dibujar
• Desarrollar la creatividad, la imaginación y buscar solución de problemas
• Actividades para reconocer las letras y los sonidos

Preparar a los niños para el primer día de guardería
Los niños pueden estar preparados para leer cuando: reconocen la forma de las palabras y el sonido, pueden identificar rimas, mezclan perfectamente los sonidos. Estas habilidades se desarrollan habitualmente en edades comprendidas entre los 2 y los 6 años. Algunas de las actividades que los padres pueden hacer para ayudar a sus hijos a desarrollar estas habilidades son:

Lectura de poesías infantiles dando palmas y cantando con ritmo
• Jugar con palabras que suenan igual
• Mostrar cómo se mezclan sonidos de palabras conocidas
• Jugar a juegos con objetos con el mismo sonido inicial
• Ayudar a desarrollar la conciencia de impresión

Encontrar una buena guardería
Antes de elegir una guardería para los más pequeños de la casa, lo mejor es que visites varios centros. Esto te ayudará a ver diferentes opciones entre las que podrás elegir qué es lo que prefieres para los pequeños. Aquí tienes algunos “indicadores de calidad” que si te fijas en ellos harán que tu elección sea más fácil:

- Los niños están relajados y se divierten.

- El personal escucha a los niños y realiza actividades con ellos. Observa que el número de trabajadores sea idóneo para el número de niños.

- La guardería está limpia y es un lugar agradable y acogedor.

- La zona de juegos es segura y tienen un montón de objetos con los que divertirse.

Encontrar una buena guardería
- Los juegos, libros y el material en general no es racista ni sexista.

- Los niños tiene un montón de juguetes y actividades entre las que elegir para que el día se les pase más rápido y de forma más agradable. Estos juguetes y actividades deben ser sobre todo didácticos.

- El mobiliario es adecuado para los niños. Debes pedir que te enseñen también todas las instalaciones, incluido cuartos de baño y las zonas exteriores.

- Realiza las preguntas que desees a los directores del centro e incluso a los profesores. Aquí tienes algunas que te pueden servir como pequeño guión, pero pregunta todo lo que consideres oportuno: ¿cuanto tiempo llevan abiertos?, ¿formación de los trabajadores?, ¿cuantos niños hay por clase?, ¿qué actividades realizarán a diario?, ¿qué tipo de contacto mantendrán con los padres? Por ejemplo, si les darán una especie de boletín informativo sobre la evolución de sus hijos.