reposo-en-el-embarazo
Con frecuencia, cuando existe algún riesgo de salud para la madre o el bebé ante algún tipo de incidencia, el médico recomienda el reposo. Un reposo que a modo de prevención produce un beneficio físico de descanso. Pero también produce efectos psicológicos ya que la inactividad es un estado que altera el ánimo.

En primer lugar, aumenta la preocupación de futuro o el temor a que pueda ocurrir cualquier imprevisto durante el embarazo al tener más tiempo libre para pensar. Por esta razón, es recomendable encontrar un contrapunto a esos pensamientos. Leer novelas y libros de autoayuda, libros de una temática diferente al embarazo, pueden ser una buena fórmula de distracción positiva.
Seguir leyendo

Consejos para llevar un embarazo en reposo
Enfrentarte a un embarazo en reposo no es cosa fácil, ya que a las preocupaciones lógicas de este estado se unen las de si cualquier cosa que hagas será perjudicial para tu bebé. Si el médico te dice que tendrás que estar todo el embarazo en reposo, sin duda tendrás por delante muchos meses de aburrimiento y “encierro” en tu casa, pero hay que tener en cuenta que el objetivo es mantener a salvo al bebé, así que merece la pena cualquier cosa con tal de tenerlo en tus brazos cuando llegue le momento.

La recomendación de reposo suele darse en casos de mujeres que se han quedado embarazadas por medio de algún tratamiento de fertilidad, especialmente en el caso de fecundación in vitro. Que tengas que hacer reposo suele deberse a que hay amenaza de aborto, la cual puede durar tan solo unos días, unas semanas o bien hasta que nazca tu bebé. Sea cual sea tu caso, debes mantener la calma.
Seguir leyendo