Tipos de leche en polvo para los bebés
La leche en polvo es utilizada por muchas madres para alimentar a sus bebés en sus primeros meses de vida, especialmente en aquellos casos en los que por cualquier causa no pueden alimentarlos de leche materna. Hay distintos tipos de leches en polvo, cada uno de ellos indicado para una etapa en concreto y con unas características que hacen que sean más o menos adecuadas para cada caso.

Hoy me gustaría escribir sobre los diferentes tipos de leche en polvo para los bebés. Toma nota y sabrás cuál es la mejor en cada momento:

Leche de inicio

Es la más indicada para bebés de hasta 6 meses y es muy rica en vitamina E, D y C. No contiene purinas y entre sus principales ingredientes están los carbohidratos, las proteínas y vitaminas A, B, B2,B3, B5, B6, B7, B9, B12 y K. También tiene minerales como el zinc, yodo, hierro, magnesio, fósforo, potasio y sodio.

Leche de continuación

Es perfecta para bebés de entre 6 y 12 meses. Es muy rica en vitamina E, C y B9 y tampoco contiene purinas. Tiene vitaminas A, B1, B2, B3, B5, B6, B7, B12 y K, proteínas, carbohidratos y minerales como el hierro, fósforo, yodo, potasio, sodio, zinc y magnesio.

Fórmula para bebés prematuros

Es una leche especial para bebés prematuros y tiene calorías y minerales adicionales para poder cubrir las necesidades de ese tipo de niños.

Fórmula sin lactosa

Especial para los bebés que no toleran la lactosa ya que está basada en la proteína del suero de la leche de vaca, la cual aporta todos los nutrientes que necesitan los más pequeños.

Fórmula a base de proteína de soja

Está indicada para los bebés que tienen alergia a la proteína de la leche y está hecha con proteína de soja y sin lactosa.

Leche hidrolizada

Este tipo de leche es capaz de fraccionar las proteínas lácteas en proteínas más pequeñas y que son capaces de luchar mejor contra problemas alérgicos como la dermatitis atópica.