Ventajas de repetir curso
Se ha demostrado que repetir curso no es una medida eficaz para mejorar el rendimiento académico de los alumnos. Sin embargo, una práctica bastante extendida en los sistemas educativos. Para que la repetición tenga un efecto positivo, es necesario que el estudiante reciba medidas adicionales de refuerzo que le ayuden a paliar las dificultades que le impidieron la promoción. La clave del éxito radica en prepararle un plan de apoyo individualizado. De lo contrario, repetir curso supone un castigo, en el que el único perjudicado es el alumno que perderá un año de su vida haciendo lo mismo que el curso anterior, normalmente sin motivación extra.

El número de repetidores crece cada año en todas las escuelas del país. El grupo de estudiantes que no promociona de curso aumenta de forma significativa en secundaria, concretamente en la ESO. La conveniencia de permanecer un año más en el mismo curso escolar ha sido motivo de polémica entre los distintos participantes del ámbito educativo. Los principales argumentos en contra de la repetición son los siguientes:

– Se ha demostrado que el rendimiento del alumnado que repite y los resultados académicos son inferiores a los necesarios para promocionar al siguiente nivel.
– Los alumnos repetidores tienden a infravalorarse y muestran una actitud menos favorable hacia la escuela.
– Los docentes no prestan más ayuda a los alumnos que no han promocionado de curso.
– Los resultados del alumno repetidor pueden ser superiores a los logrados la primera vez que realizó el curso. Sin embargo, no son estables en el tiempo y vuelven a bajar dos años después de repetir.
– La promoción automática permite al alumno permanecer con su grupo de edad natural y mantener las amistades.
– Aparecen problemas de socialización y autoestima: sensación de fracaso, problemas de adaptación al grupo y pérdida de amigos.

Sin embargo, son muchos los que admiten ventajas de permanecer en un curso si no se alcanzan los objetivos:

– Permite al alumno adquirir madurez y corregir los errores del pasado curso escolar.
– Puede ser un estímulo para favorecer la disposición al estudio y aumentar la autoestima.
– Promocionar de curso sin alcanzar el nivel suficiente incrementa las dificultades para seguir el ritmo de la clase.
– Repetir en cursos superiores puede resultar de ayuda para que los alumnos sean más responsables de su trabajo académico.
– Los alumnos repetidores aseguran que las clases les resultan más fáciles, consiguen entender mejor la materia, hacen nuevos amigos y el profesorado les apoya conscientes de su situación.