Ventajas e inconvenientes del colecho
La crianza con apego fomenta iniciativas como el colecho, al compartir una cama familiar que facilita el descanso de padres e hijos. Esta opción tiene defensores y detractores por las ventajas e inconvenientes que plantea. Entre los principales inconvenientes del colecho, se encuentra la distancia que fomenta en la relación de pareja como consecuencia de la pérdida de la intimidad. Este hecho queda claramente explicado en la película francesa Un acontecimiento feliz dirigida por Rémi Bezançon que describe cómo cambia la vida de una pareja tras tener su primera hija.

Tal vez, la clave no reside tanto en la defensa o en la oposición del colecho sino en encontrar el equilibrio de que el niño pueda dormir algunas noches con sus padres. Uno de los principales riesgos de compartir lecho con el niño tiene que ver con la seguridad infantil puesto que el bebé es vulnerable ante posible aplastamiento.

Observaciones sobre el colecho

Por esta razón, lo más conveniente es consultar siempre con el padiatra en el inicio de la práctica del colecho para solicitar su asesoramiento y recomendación en cuanto a medidas de seguridad. Además, se pueden sentir los beneficios del colecho de otro modo, al colocar la cama del bebé en la habitación de los padres, muy cerca de su cama, para sentirle cerca. El colecho está totalmente contraindicado en caso de consumo del acohol y tabaco de los padres. También lo es cuando están muy cansados.

Ventajas e inconvenientes del colecho

Afecta a la calidad del descanso

Una de las ventajas del colecho es que facilita el descanso adecuado durante la lactancia. Por otra parte, dormir con el bebé es una forma de crear una proximidad afectiva. Esto aporta una autoestima y seguridad al niño mientras descansa. Sin embargo, los padres no suelen dormir tan concentrados ante la responsabilidad de cuidar del bienestar del bebé.