Vigila a tu bebé con los intercomunicadores
Los intercomunicadores para bebés son ideales porque nospermiten controlarlos en todo momento sin tener que estar entrando y saliendo de la habitación donde se encuentran. Un intercomunicador para bebés es un aparato que se coloca cerca del bebé para captar sus sonidos y llantos y otro aparato receptor que estará en posesión de los padres o de la persona que está a cargo del bebé. Son ideales y dan tranquilidad a los padres, permitiendo escuchar en todo momento al bebé para saber si está bien sin necesidad de estar siempre al lado de la cuna.

Cómo elegirlos:

– Es importante el alcance: si tienes un piso grande, una casa de varias plantas o estás en el jardín, asegúrate de que cubra todo porque sino no te servirá de nada tener un intercomunicador.
– Los hay unidireccionales, con opción sólo de escucha, y bidireccionales, para poder hablar al bebé. Estos últimos son mejores porque pueden tranquilizar al niño.
– Los más novedosos incorporan activación por la voz, video con cámara de visión nocturna y conexión al televisor de casa. Estos son bastante más caros.
– Opta por modelos con canales de transmisión codificados que reducen el riesgo de interferencias. Esto asegurará una buena conexión en todo momento.

Cosas que hay que tener en cuenta:

– Un intercomunicador es útil para saber el estado del bebé si estás en otra habitación, pero nunca puede sustituir a un padre o una madre. No te aficiones a su uso.
– El emisor puede registrar comentarios en la habitación del bebé, sobre todo en caso de visitas. Analízalos con detenimiento.
– Hay modelos diseñados sólo para avisar cuando llora el bebé, aunque lo más recomendable es que avisen siempre.
– Los intercomunicadores se han inventado para tranquilizarte, no para que te obsesiones con si suenan o no suenan.