Zona de juegos en la casa
Establecer una zona de juegos para los pequeños en la casa te evitará muchos problemas y discusiones tontas con ellos. Los niños podrán disfrutar de un espacio propio y a la vez podrás organizar la zona donde el lugar donde se guardarán todos los juguetes, sin que estos estén todo el día tirados por la casa. Si decides que la zona de juegos sea una zona común para toda la familia, esto no evitará que terminéis discutiendo por el espacio que ocupan sus juguetes. Lo mejor es que busques una zona alejada del “centro neurálgico”.

Debes explicar al niño que, aunque ahora tenga una zona específica, debe cuidarla y tenerla ordenada. Trata de establecer:

• Una estación de limpieza con una pequeña recogedor y una escoba, una esponja, y un cubo de basura.
• Crea el rincón de lectura con una silla, una buena luz y una pila de libros
• Área de dibujo; con una pequeña mesa o un caballete, un montón de papel y una bolsa de plástico o un maletín con todos los utensilios que necesite (rotuladores, acuarelas…)
• Una buena alfombra le ayudará a tumbarse más fácilmente por el suelo. Puedes comprar una de esas alfombras que llevan dibujadas carreteras y cosas así para que también le sirva como juego.

La gestión de los juguetes requerirá un poco de creatividad:
• Mantén cestas atractivas alrededor. En ellas podrán guardas todas sus cosas.
• Ponles un equipo de música para que cuando llegue la hora de recoger y de limpiar lo puedan hacer con música.