6 consejos para cuidarte durante el embarazo en verano
Cada época del año tienes unas características específicas. Sin embargo, conviene recordar que las embarazadas se encuentran dentro de los grupos de riesgo de las altas temperaturas del verano. Esto implica que es importante tener cuidados específicos para potenciar el bienestar.

Características de la ropa de verano

Es recomendable elegir prendas de ropa elaboradas en materiales que ofrecen una buena transpiración. Tejidos de texturas agradables como el algodón o el lino. Además, es importante elegir prendas holgadas. Por otra parte, también es muy importante elegir calzado cómodo que ofrece un buen nivel de sujeción para prevenir el efecto de las piernas hinchadas. Para aliviar esta molestia también puedes sentarte con las piernas en alto al llegar a casa.

Cuida tu piel durante el embarazo

Evita exponerte al sol en las horas de máximo calor, entre las 11 de la mañana y las 16:00 horas. Cuando salgas de casa, busca la sombra. Pero además, aplica tu crema de protección solar para cuidar tu piel y prevenir la aparición de manchas.

6 consejos para cuidarte durante el embarazo en verano

Ejercicio físico

Durante el embarazo, una de las formas de ejercicio físico más recomendable es caminar por la orilla del mar. Estos paseos resultan relajantes y refrescantes. Además, aquellos ejercicios que muestran la armonía de la conexión cuerpo y mente también son especialmente terapéuticos durante el verano. Existen talleres de yoga especialmente orientados para embarazadas.

La natación es también un deporte saludable durante el embarazo. Aporta sensación de ligereza física. Tonifica la musculatura. Reduce el malestar somático, es decir, alivia las tensiones físicas que tienen un origen emocional. Aunque se trata de un deporte seguro y recomendado hasta los siete meses de embarazo, debes contar con el permiso de tu médico para asegurar que no existe ningún tipo de contraindicación en tu caso.

Ensaladas en la dieta

Este es el plato estrella del menú estival por su poder refrescante. Además, las ensaladas tienen un alto contenido de vitaminas, minerales y fibra. Disfruta también en tu dieta de abundantes frutas de temporada. Bebe agua de forma regular en pequeños sorbos. No esperes a tener sed para tomar agua.

6 consejos para cuidarte durante el embarazo en verano

Sistemas de climatización

Tener aire acondicionado en casa es una ventaja en días de máximo calor. Sin embargo, es muy importante que lo utilices con moderación y que evites el contacto directo con el chorro del aire. También puedes utilizar otros recursos de apoyo frente al calor, por ejemplo, el ventilador. Y, por supuesto, lleva un abanico en el bolso y una botella de agua siempre que salgas de casa.

Además, también es muy positivo ventilar la habitación a primera hora de la mañana y cuando refresca al atardecer.

Siestas para reponer energías

El calor produce un efecto cansancio cuando las temperaturas resultan realmente incómodas para continuar con el ritmo cotidiano de tareas. En ese caso, recuerda que el descanso es el antídoto más natural para reponer energías. Igalmente, busca la comodidad de planes tranquilos, por ejemplo, leer un libro o ver una película en la televisión. Las altas temperaturas afectan a la calidad del sueño durante la noche, por esta razón, las siestas son tan necesarias.