Alimentarse bien para dar el pecho al bebé
Sabemos que el vínculo natural entre la madre y el hijo desde que este nace es único. La conexión existente entre ambos es un lazo irrompible. El contacto directo que siempre se tiene con la madre se centra principalmente en que es la encargada de la alimentación del pequeño. En sus primeros meses de vida un recién nacido debe recibir no solo cuidados, amor y mucho cariño por todos los miembros de la familia, sino una alimentación adecuada.

Los médicos recomiendan una buena lactancia en el transcurso del primer año de vida. La leche materna contiene todas las vitaminas, proteínas y calcio necesarios para el desarrollo de los pequeños. Por esto mismo no es recomendable que la madre consuma durante este periodo drogas tales como el alcohol, tabaco, marihuana o cualquier otra sustancia dañina. Esto se debe a que mientras se amamanta al niño se pueden transmitir a través de la leche materna dichas sustancias nocivas para la salud de ambos.

En el grado en que sea posible, las mamás se deben alimentar con suficientes frutas, verduras, carne y leche por los complejos vitamínicos que estos contienen. La calidad de la leche materna será mucho mejor y más saludable.

Es importante que las mamás asuman que deben alimentarse bien durante el periodo de la lactancia. No se deben obsesionar directamente con adelgazar después del parto y someterse sin ningún tipo de control a cualquier dieta. Antes de tomar cualquier decisión, acude a tu médico para que sea él el que te dé las pautas que debes seguir para ir recuperando tu peso sin dejar de proporcionarle leche de calidad a tu bebé.