Aplicar productos en la piel de los bebés
A menudo, una de las grandes preocupaciones de los padres es la piel de los bebés. La piel de los es muy suave y extremadamente sensible. Por lo tanto, se debe ser tremendamente cuidadoso y cauteloso a la hora de aplicar algún producto sobre ella. En primer lugar, debes tener presente que no puedes utilizar cualquier producto que veas.

La piel de los bebés es completamente diferente de unos a otros y puede que la crema que utiliza uno, no le vaya bien al otro. El aceite corporal suele ser muy utilizado por muchos padres para la hidratación de la piel. Este producto ayuda a mantener la suavidad de la piel. Asegúrate de mantener la higiene adecuada para el pequeño. Debes bañarle todos los día y en verano, si es necesario, dos veces.

Durante el invierno (cuando las inclemencias del tiempo pueden dañar más su piel) un masaje de cuerpo con aceite de bebé evitará la sequedad y le dará un brillo muy agradable. Si es preciso, revisa la zona de su entrepierna y mira si tiene algún tipo de rozadura. No le eches aceite ni cremas hidratantes si tiene algún tipo de rozadura. Ten siempre a mano los polvos de talco.

Asegúrate de ese de cambiar los pañales a menudo. Esta zona es muy propensa a tener incómodas erupciones. Los bebés menores de 6 meses de edad deben pasar poco tiempo al sol. Trata de aprovechar las primeras horas de la mañana y llénale el cuerpo de protector solar.