Aprender a leer
Los niños se enfrentan a diferentes retos en el colegio, uno de ellos, y seguramente, uno de los más importantes es el de aprender a leer. Conocer y dominar el alfabeto implica tiempo, esfuerzo y también, diversión. Es decir, los niños pueden aprender las letras jugando. Por ejemplo, a través de canciones cuya letra sea educativa. Los niños aprenden a leer en la escuela, en este sentido, los profesores realizan una labor eficaz. Sin embargo, el refuerzo debe de continuar en casa, por tanto, los padres también forman parte de ese trabajo de equipo.

A la hora de aprender a leer, es importante que los padres sepan motivar al niño y que en vez de corregirle de forma constante, se le diga todo aquello que hace bien. Por otra parte, hoy día, existen libros que son recomendables para que los peques perfeccionen su dominio del vocabulario. En general, se trata de libros que tienen letra grande y también, amplios dibujos que consiguen atraer la atención del niño.

Existen momentos que son recomendables para compartir un tiempo de lectura en familia. Por ejemplo, cada noche antes de que el niño se acueste es posible leerle un cuento. Y al final de cada lectura, es momento, de animar al niño para que lea a papá y a mamá alguna historia, aunque sea una parte.

También se le puede preguntar al niño cuál es su letra favorita y que explique las razones. Del mismo modo, suele haber algunas letras que el niño tiene más dificultad para pronunciar. En ese caso, se debe insistir en ellas ya que solo es cuestión de práctica que el peque termine de entenderlas.