Aprender en casa a escribir
Por regla general, el primer sitio en el que los niños comienzan a tener contacto con la escritura y la lectura, es en casa. Para la mayoría de los padres, es una gran responsabilidad enseñar a los niños a leer y a escribir. En la primera etapa de aprendizaje deben ser capaces de reconocer las letras para así poder identificar fácilmente cualquier cuento, por ejemplo, que les enseñes. Un tiempo después, llegará el momento de enseñarles a escribir las letras.

Al principio podrás tener dificultades y puede que llegues a tener que soportar algún berrinche, pero seguro que después de la jornada de aprendizaje, todo irá de maravilla. En primer lugar, debes comenzar con las formas y líneas. Pídeles que pinten líneas perpendiculares. Animales a dibujar objetos que utilizan las líneas rectas, como rectángulos, cuadrados y triángulos. Las líneas, siempre deben realizarse de arriba a abajo o de izquierda a derecha.

A veces los niños utilizan sus propios métodos por lo que es mejor que les enseñes desde el principio como deben hacerlo correctamente. Después de que los pequeños aprendan a dibujar las líneas verticales y horizontales, el siguiente paso es enseñarle a escribir agarrándoles la mano. Agarra sus manitas y dibuja letras grandes en un papel para que pueda ver como se realiza el recorrido. Ten en cuenta que deben practicar la escritura con regularidad con el fin de ganar confianza.

Recuerda que las primeras lecciones deben ser breves y agradables. Lo mejor es que no duren más de 10 minutos. Si los pequeños se cansan y la escritura se convierte en algo monótono después de practicar durante un largo periodo de tiempo, debes dejarles descansar unos días. Si les enseñas a escribir forzándoles, ese momento del día puede convertirse para ellos en un verdadero suplicio.