Ardor en la piel durante el embarazo
Un aumento en los niveles de estrógeno y progesterona durante el embarazo, pueden ser los causantes de una serie de cambios en el cuerpo de la mujer. El aumento hormonal en sangre suele afectar a la piel y la mayoría de las mujeres se quejan de experimentar una sensación de ardor durante el embarazo. Esta sensación se percibe sobre todo en la región abdominal y en la zona de alrededor de los senos.

En algunos casos, también se acompaña de picor y erupciones cutáneas. No te preocupes en exceso ya que la buena noticia es que estos cambios son temporales y no afectan a la madre y al niño posteriormente. Después del parto, la piel vuele a recobrar la normalidad. Otro de los factores responsables de este ardor es el estiramiento de la piel.

Esta sensación de ardor alrededor del abdomen se debe principalmente a que el útero se estira para que el feto se vaya acomodando. Esto hace que la piel exterior se expanda y aparezcan las temidas estrías. El ardor que muchas mujeres sienten en la zona del pecho se debe a que la areola que rodea los pezones también se sensibiliza y se vuelve más áspera debido a la sequedad de la piel. También se puede producir algún tipo de erupción.

Un aumento en la secreción de la glándula tiroides también puede terminar produciendo una sensación de ardor en la piel acompañada de picazón y erupciones cutáneas. Con el fin de evitar esta quemazón, lo que puedes hacer es acudir a tu médico. Recuerda beber mucha agua durante el embarazo para mantener tu piel hidratada.