Arnidol, ideal para los pequeños golpes de tu hijo