Beneficios del deporte en los niños
Los niños deben tener una dieta sana para crecer fuertes. Sin embargo, la dieta también debe ir acompañada de ejercicio físico. De hecho, los niños asisten a clase de gimnasia en el colegio. Una clase en la que disfrutan del aire libre, de la importancia de disfrutar del deporte y toman también conciencia de los límites y potencialidades que tiene su cuerpo. Además, a través del deporte, los niños pueden poner en práctica valores tan positivos como el trabajo en equipo, la competitividad, la ayuda mutua, el compañerismo y la empatía.

También, a través de determinados deportes como el fútbol, los niños no sólo aprenden a ganar sino que también, aprenden a perder. Un aprendizaje que es extensible a otros ámbitos de la vida incluso en la etapa adulta. A través del ejercicio físico, los niños mejoran la coordinación de los movimientos, además, también mejoran su flexibilidad. Pero a través del ejercicio físico los niños descubren que mediante la práctica pueden superar nuevos retos. Por ejemplo, pueden mejorar su marca en un salto de longitud.

El deporte es muy importante para los niños. Pero también lo es que no se ridiculice a un niño por no ser tan hábil en determinados ejercicios. Los niños cuando están en grupo, siempre tienden a fijarse en aquel que es diferente, en aquel que no hace las cosas bien y que, en ciertos momentos, puede convertirse en un motivo de burla injustificada. Tanto los profesores como los padres deben insistir en la importancia de tener una actitud de respeto hacia los amigos y compañeros de clase.

El deporte es también positivo a nivel emocional puesto que produce sentimientos de alegría, euforía, pensamiento positivo y entusiasmo. Existen muchos deportes diferentes, tanto a nivel individual como a nivel de equipo, por ello, cada niño puede descubrir cuál es su favorito. En última instancia, el deporte es una fuente de salud.