Buscar un buen pediatra
Todo el mundo quiere que sus pequeños sean atendidos por un buen médico ¿verdad? Si has decidido buscar por tu cuenta un buen médico, quí tienes unos consejos que te pueden ayudar:

– Ubicación
Asegúrate de la distancia que tendrás que recorrer cada vez que tengas que llevar a los pequeños al médico. Puede que exista un médico buenísimo a varios kilómetros de vuestra casa pero, si tienes que acudir frecuentemente los viajes largos se pueden convertir en todo un problema. La ubicación no debe ser tu único criterio en tu decisión final, pero es muy importante que la tengas en cuenta.

– El mismo médico
Lo mejor es que siempre te atienda el mismo médico. Puedes tener muy buenas referencias sobre alguna clínica pero, lo más importante es que siempre te atienda el mismo médico. Es importante que el doctor se familiarice con el niño y viceversa. Pasar de mano en mano puede molestar mucho a los pequeños de lacas.

– Experiencia
Si los niños tienen un problema concreto, como pude ser algún tipo de enfermedad crónica, lo mejor es que elijas un médico con experiencia en el tema. Cuando existe una enfermedad, tú también debes sentirte cómoda con el médico. A veces, tenemos dudas sobre la medicación o sobre algunos síntomas de la enfermedad que queremos sean resueltas de manera agradable y muy explicativa.

– Disponibilidad
¿Vuestro pediatra tiene que viajar a menudo para acudir a seminarios o actividades de voluntariado? ¿No está disponible los fines de semana? Ser atendido por un suplente al que le tengas que explicar todo el historial médico de los pequeños, puede convertirse en un verdadero engorro.