Claves para cortar las uñas del bebé
Un niño implica mucho tiempo, atención y cuidados constantes. Entre estos cuidados, destaca la importancia de la higiene en relación con el baño. Sin embargo, existe una duda constante que tienen los padres primerizos y es la de cuándo y cómo se debe cortar las uñas al niño. Lo cierto es que en principio, se recomienda no cortar las uñas de las manos al bebé recién nacido puesto que además, son muy blanditas y tal vez, podríamos hacerle daño.

Para cortar las uñas del bebé, lo más importante es tener en cuenta que necesitas tener mucha habilidad y buen pulso para realizar el proceso. Pero además, también es esencial elegir un momento en el que el bebé se encuentre tranquilo y relajado. Sin duda, debes utilizar tijeras o cortauñas que sean específicamente de bebés. Por otra parte, mantener las uñas del bebé limpias es positivo para evitar cualquier tipo de infección como consecuencia de un arañazo.

El niño suele estar más relajado una vez que ha salido del baño. En relación con la frecuecia que debes cortarle al niño las uñas depende del propio proceso de crecimiento pero en el caso de las uñas de las manos suele ser de una vez a la semana y en el caso de las uñas de los pies de una vez al mes. Ya que en este caso, el crecimiento es más lento.

Conforme el niño crezca, entones, este ritual de higiene debe incorporarse con total naturalidad en la rutina del niño, e incluso, también será positivo utilizar una lima para igualar la uña porque conforme el niño crece, ésta, también se fortalece. Sería positivo que le preguntases al pediatra a partir de cuándo le debes cortar las uñas a tu bebé y que pueda darte más información al respecto en base a tu caso en concreto.