Claves para que los niños lean más
El placer de la lectura es más que necesario a cualquier edad. Sin embargo, los hábitos de la lectura suelen adquirirse en la infancia. Pero los niños de hoy se ven mucho más tentados a ver la televisión, a jugar con los videojuegos o a entrar en internet. Lo cierto es que la lectura es uno de esos placeres que fomentan la imaginación, la creatividad y estimulan la mente de los niños. De hecho, a través de un buen libro también es posible viajar a otras culturas, conocer otros modos de pensar y de sentir.

Para que los niños lean más tiempo es importante asumir que deben observar este hábito también en sus padres. Por ello, los padres pueden compartir un momento de lectura con los niños cada día antes de acostarsen. Un momento ideal en el que poder leer un cuento y soñar con la magia que tiene la idealidad. Además, los niños también deben leer libros adaptados a su tipo de edad.

Para que un libro le resulte más atractivo y visual ante la vista de un niño es esencial que tenga ilustraciones grandes y llamativas, dibujos que animan la lectura de forma positiva. Pero además, también es positivo que los más pequeños de la casa no asocien la lectura con la obligación sino con el ocio y el entretenimiento, es decir, con el disfrute.

Leer es importante para que los niños tengan una buena capacidad de expresión y cometan pocas faltas de ortografía. De hecho, la comprensión de un texto es una habilidad que se adquiere a base de práctica y de tiempo de dedicación. Pero la comprensión es má que necesaria incluso en la resolución de problemas matemáticos que, a veces, resultan especialmente complicados para los más pequeños de la casa.