Comer con los dedos
Un buen momento para iniciar al pequeño a que como el mismo algunos alimentos con sus manitas es a partir de los ocho meses de edad. Si bien esto puede ser diferente de un niño a otro, una señal de que tu bebé está listo para los alimentos semi-sólidos es cuando empieza a mostrar interés por los alimentos que están comiendo las personas que hay a su alrededor, o cuando trata de agarrar y “poner” las cosas en su boca.

Si tu hijo ve que comes y bebes, y trata de agarrar lo que estás comiendo o utilizando entonces es la hora de comenzar con la transición. Si bien este es un intercambio divertido, recuerda que también será una época bastante sucia. Es maravilloso ver como el pequeño empieza a comer algunas cosas pero, no lo es tanto el ver los “derrames” que se producirán.

Pero ¿cuáles son los mejores alimentos para que los bebés coman con sus deditos? Aunque muchos creen que todo aquello que se pueda hacer piezas pequeñas, esto no es correcto. Debes saber el valor nutritivo y la digestibilidad del alimento. La mayoría de los pequeños, no tienen dientes por esa época, así que es muy importante que el alimento que vaya a ingerir se disuelva. Puedes ofrecer al niño comer con los dedos, tres veces al día. Toma nota de lo que pueden comer:

– Frutas
Las frutas como el plátano picado puede ser un alimento perfecto. Otras frutas pueden ser las manzanas, lo melocotones, las peras, el mango el melón, los arándanos… es muy importante que elimines la piel y que las cortes en trocitos muy pequeños e incluso las cuezas un poco.

– Otros
Patata asada dulce, calabaza, trozos de zanahorias cocidas, guisantes, brócoli y judías verdes. Otra buena opción son los cereales, los trozos de queso como el Gouda y el cheddar y los pedazos de pescado cocidos.