Cómo elegir el nombre del bebé
Cualquier pareja espera con anhelo el momento de saber si el bebé será niño o niña precisamente para poder pensar y elegir en el nombre adecuado. La elección del nombre es más importante de lo que parece a simple vista puesto que está relacionada de forma directa con la identidad, es decir, remite al quién. La elección de un nombre a veces, puede estar marcado por la moda. Pero también, puede estar marcada por la tradición, por ejemplo, existen familias en las que la madre se llama igual que la hija. Una costumbre que en cierto modo, resulta poco práctica a la hora de la verdad.

Para elegir el nombre del bebé es positivo contar con varias opciones. Pero además, es esencial que tanto la madre como el padre estén de acuerdo al cien por cien en la elección. Es decir, en este caso en concreto, no se trata de que uno de los dos tenga que ceder sino de que se debe encontrar un nombre que guste igualmente a ambos. Para pensar en varios nombres es bueno tener paciencia y también, se puede pedir ideas a amigos y familiares.

A la hora de elegir el nombre del bebé puedes pensar en su significado, en cómo suena, o también, en si ese nombre queda bonito con los apellidos que tendrá el bebé. En general, es mucho mejor apostar por un nombre único puesto que al final, la mayoría de las personas que tienen un nombre compuesto luego tienen un diminutivo. Apostar por un nombre con personalidad, genuino y diferente puede aportar un gran carisma natural al bebé.

Por el contrario, se produce el efecto inverso cuando elegimos un nombre para el bebé que sabemos que tienen muchas personas de nuestra ciudad. Un nombre también es una forma de destacar y de llamar la atención de forma positiva.